Media Maratón Almagro

DSC_0156

El pasado domingo 19 de Mayo comenzaba con una fresca mañana de primavera y bien tempranito ya estabamos l@s correcaminos con el culillo fuera de la cama, y es que se celebraba la sexta prueba del circuito de carreras de ciudad real; se trataba de la IX Media Maratón Ciudad de Almagro – Memorial Carmen Téllez Calzado.
Rondando las 7:15 de la mañana los atletas se levantaron puesto que había que desayunar un par de horas antes de realizar la prueba. Una vez llenado el estómago, preparado el macuto y hecho cada uno sus quehaceres nos reunimos en el sitio de costumbre Carlos, Ángel, Alberto, Onti, Fran y Javi, para dirigirnos a la ciudad vecina y disputar la tirada, allí ya se encontraban Letrado, Manuel y la gran debutante en medias Gema.
En las inmediaciones de la salida ya se respiraba el buen ambiente reinante en todas las pruebas, corredores entrenando, riendo, confraternizando y sobretodo disfrutando. Nosotros hicimos lo propio hasta que a las 9:30 anunciaron que la carrera iba a dar comienzo y nos dispusimos tras la línea de salida. Antes de empezar la competición leyeron unas palabras emotivas en honor a Carmen Téllez, que emocionaron a todos seguidas de unos gran ovación por parte de todos los asistentes y después el disparo que indicaba el comienzo.
Pronto los correcaminos cogimos posiciones, y realizamos tranquilamente los tres primeros kilómetros realizando una vuelta que nos devolvía al punto de partida; a continuación el trazado nos llevaba a dar una vuelta más grande de nueve kilómetros, que recorría las calles de Almagro y nos sacaba por unos caminos rurales para volver de nuevo a pasar por la salida, todos íbamos dosificando nuestras fuerzas y disfrutando al máximo de la carrera; una vez realizados estos doce km se daba otra vez la vuelta de nueve km, para la mayoría de los correcaminos fueron los más duros, como por ejemplo a nuestro queridísimo presi que estuvo a punto de abandonar en el km 17 pero gracias al buen compañerismo reinante en el club Letrado lo animó a continuar y lo indujo hasta el final, por el contrario Carlos estaba pletórico contra más corría mejor se encontraba, y que decir de Gema que aun siendo su primera media los recorrió con una gran fuerza; tras estos 21 kilómetros sólo nos quedó recorrer 94 metros más que nos llevaron a cruzar la meta destrozados pero sobretodo satisfechos y felices. Cómo reconocimiento cabe recordar en esta crónica la genial organización que hubo durante toda la carrera, la buena distribución de los avituallamientos, los detalles de las esponjas húmedas (aunque no hicieran mucha falta debido al tiempo) y los grajos de naranja y todos los demás detalles que hicieron de esta una excelente carrera.
Una vez que todos finalizamos recogimos nuestras cosas y la bolsa del corredor para a continuación, cómo es habitual, disfrutar de unos momentos de unión en el club, poniéndonos ciegos de sandía, que estaba buenísima, de pisto, aperitivos y como no berenjenas de las cuales lo único que puedo decir es que eran de “Almagro” y las demás palabras sobran; regado todo con unas fresquitas cervezas.
Tras nuestra recompensa los correcaminos nos fuimos marchando cada uno a su casa para reponer las fuerzas con la comida y disfrutar del merecido descanso.

Deje una contestación