Carrera “El Porvenir” Alcázar de San Juan

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

 

 

Corrían las 8 de la mañana, los correcaminos nos encontrábamos un domingo más en el CARM,  nos habíamos reunido para desplazarnos a Alcázar de San Juan, hoy se celebra la 25 edición de la carrera de El Porvenir.

Encarni, Fran, Alberto, Carlos, Manuel, Letrado, Javi, Onti y Ángel eran los valientes que se habían atrevido a inscribirse en ella; la información de la carrera era algo dudosa porque se comentaba que habían cambiado el trazado de anteriores ediciones y que había algunos tramos de subida; lo cual hacía que los correcaminos estuviéramos algo desconcertados con lo que nos esperaba.

Tras un animado viaje por las llanuras manchegas llegamos a nuestro destino y al bajarnos de los coches comprobamos que corría una suave mareílla (joder que rasca). Todo el grupo nos dirigimos a la zona de salida echamos una ojeada y nos fuimos preparando. Había congregados algo más de 800 corredores dispuestos para ejecutar el circuito. Por los altavoces anunciaron que pronto daría comienzo la marcha entonces los correcaminos nos colocamos entre la multitud con esos nervios que te recorren justo antes de empezar.

El sol se abrió paso entre las nubes y coronó la mañana; primero una traca, aplausos y a continuación el disparo de salida, la marabunta comienza a moverse y nos vemos arrastrados con el movimiento, cada uno de nosotros va corriendo a su ritmo, destaca Onti, unos metros detrás Javi y Carlos, les seguía  Letrado, a continuación las siguientes camisetas rosas que se veían eran las del trio formado por Alberto, Ángel y Manuel, y por último, y no por eso menos importante, Fran y Encarni.

La marcha recorría las calles de Alcázar, los correcaminos avanzábamos con buenas sensaciones, subíamos pequeñas pendientes pero galopábamos animados, estábamos ya en el kilómetro 4 y cruzamos un puente que nos sacaba de la ciudad para dirigirnos a un camino rural que nos llevaría a subir a los molinos. El terreno era bueno y corríamos a gusto, empezamos a escuchar rumores de que había unas subidas muy duras, pero no nos amedrentamos; pero ahí estaban sobre el kilómetro 7 se vislumbraba que el terreno era exigente con grandes desniveles, tan pronto llanos como otros momentos en los que nos veíamos corriendo de puntillas, sobre todo el último tramo de subida llegando al kilómetro 10 fue lo más duro. Se veía a la gente exhausta, esa subida agotaba a los atletas, algunos incluso subían andando; pero lo conseguimos todos los correcaminos coronamos esa cima para después comenzar la descensión que nos hizo coger un poco de aire para continuar; poco después la ruta nos devolvió al asfalto de la ciudad para concluir los 2 kilómetros que nos quedaban. Y ahí estaba ya la meta, todos los correcaminos fuimos llegando, cada uno en su tiempo.

Una vez llegados todos nos felicitamos mutuamente y hablamos de lo orgullosos que estábamos de haber hecho la carrera mientras nos comíamos unos choricillos y salchichas.  Pasados unos minutos, sabedores de que no habíamos conseguido ningún premio, a excepción de la satisfacción personal, decidimos marcharnos con muy buen sabor de boca, el esfuerzo había valido la pena y todos estábamos contentos.

9 comentarios de Carrera “El Porvenir” Alcázar de San Juan

Deje una contestación